Sacrificios Humanos Y Sociedad Occidental PDF In Spanish

‘Sacrificios Humanos Y Sociedad Occidental’ PDF Quick download link is given at the bottom of this article. You can see the PDF demo, size of the PDF, page numbers, and direct download Free PDF of ‘Sacrificios Humanos Y Sociedad Occidental’ using the download button.

Sacrificios Humanos Y Sociedad Occidental Lucifer Y La Bestia Book PDF Free Download

El Cristo de la ortodoxia medieval

En este mito griego de Ifigenia, lay obviamente elementos esenciales de la imagen medieval de Cristo. Cuanto más so desarrolló esta imagen de Cristo, tanto más tenia que aparecer a los cristianos la tradición griega como una anima naturalita cristiana.

Si se pone al Dios padre en el lugar de Agamenón y a Cristo en el lugar de Ifigenia, resulta una relación que se acerca mucho a la imaginación medieval.

Ciertamente, en ésta se trata de un padre que necesita este sacrificio de su hijo para que la humanidad pueda ser concilinda con él.

El Dies que exige el sacrificio se ha transformado en el padre, y el sacrificio que exige es ahora su propio hijo.

Eso ocurre para la redención de la humanidad de la justa ira del padre de la ira por el hecho de que los hombres han violado la ley de Dios, quien necesita una satisfacción suficientemente grande que solamente le puede dar la muerte de su propio hijo.

Por tanto, éste se ofrece como cordero sacrificial. La propia justicia del pudre le impide perdonar a los hombres, sin una satisfacción tal.

En este caso, el sacrificio puede tener lugar sin que haya un cambio parecido al que hizo Minerva con Ifigenia.

En el último momento, Minerva sustituyó a Ifigenia por un animal de sacrificio para que ella le pudiera seguir sirviendo en Taures como sacerdotisa.

Ahora el hijo es efectivamente sacrificado y muerto, pero vive su resurrección. Toda la relación sacrificial llegó a ser trascendente.

La sacerdotisa Ifigenia en el puis de los tauros, se ha transformado en el Cristo resucitado que también es sacerdote.

Sin embargo, ahora se administra a sí mismo como su propio sacrificio. Cristo es ahora el sacerdote que no sacrificó algún animal o algún otro hombre, sino a sí mismo.

Siendo Dios, este sacrificio tiene un valor infinito. Una vez realizado, este sacrificio, en el cual Cristo: ha hecho a sí mismo el cordero sacrificial, ya no puede haber otro sacrificio.

Ningún otro sacrificio podría ser comparado con el suyo. Dios padre lo aceptó y ahora todos los hombres pueden ser conciliados con él.

Del sacrificio de Cristo se sigue con necesidad implícita que solamente puede ser el último sacrificio de todos. Ningún otro podría ser aceptado por Dios, porque éste ha recibido la satisfacción que le corresponde.

No se trata de la abolición del sacrificio, sino al contrario, de su exaltación. Tiene la misma calidad que todos los sacrificios anteriores, pero a diferencia de ellos, posee un valor infinito.

Aplasta a todos los otros sacrificios porque es tan grande, que ya ningún otro tiene lugar al lado de él. Y este sacrificio ha sido aceptado por Dios.

Esta es la icologia medieval del sacrificio, la cual encontramos ya dibujada en la epístola más tardía del Nuevo Testamento, la Epístola a los Hebreos, que por mucho tiempo se ha imputado falsamente a San Pablo.

En esta se presenta un sacrificio que tiene un valor infinito, el cual reemplaza a todos los sacrificios pensables y que redime a la humanidad.

Por Lanto, ya la epistola sostiene que después del sacrificio de Cristo, no puede haber ningún sacrificio más.

No obstante, est imposibilidad de nuevos sacrificios es precisamente una consecuencia sacrificial. De hecho, no aparece la imaginación de un mundo sin sacrificios, sino de un mundo que ha sido llenado de un solo sacrificio de un valor infinito.

Surge un mundo en el cual ya no queda ni un solo lugar que no sea sometido a este sacrificio. Sin embargo, surge la apariencia de un mundo en el cual había sacrificios, pero ya no los hay.

Se trata de un mundo sin sacrificios que se ha hecho real como consecuencia de la fertilidad infinita de un solo sacrificio: ese es el horizonte de la Edad Media.

La fertilidad esencial de un sacrificio humano, en el cual el ser humano sacrificado es Dios, sigue siendo la base de esta imaginación de un mundo sin sacrificios.

De esto se sacaba la consecuencie nunca más debe haber otro sacrificio. Cada nuevo sacrificio sería una nueva crucifixión de Cristo.

AuthorFranz J. Hinkelammert
Language Spanish
No. of Pages208
PDF Size7.8 MB
CategoryLiterature
Source/Creditsarchive.org

Sacrificios Humanos Y Sociedad Occidental Book PDF Free Download

Leave a Comment

Your email address will not be published.